fbpx
Suscríbete a nuestra Newsletter
hola@anainas.com | +34 881 183 003
Bebe con problemas de piel y crema

Problemas de piel de tu bebé: Cómo aliviarlos durante…

El baño de tu peque es una de las partes importantes en su día ya que implica diversión, mimo y atención… además de un montón de sensaciones. Lo habitual es que estén deseando que llegue, ya tenga sólo unos meses o unos cuantos añitos. Si además tiene problemas en la piel, puedes aprovechar este momento íntimo de relax para revisar cada centímetro de su piel y tomar las medidas necesarias para aliviar sus molestias de la mejor manera posible.

Lo primero es identificar los problemas de piel

En este blog te contamos todo sobre los problemas de piel y la mejor manera de identificarlos y aliviarlos durante el ritual del aseo: Así conseguirás que ese momento sea una experiencia maravillosa en todos los sentidos y placentero de verdad. 

La expresión “piel de bebé” nos evoca imágenes de pieles rosadas, sedosas y perfectas… y es posible que tu bebé la tenga así, pero lo más habitual es que durante las primeras semanas, su piel presente una serie de pequeñas complicaciones e imperfecciones.

Rutinas para prevenir los problemas de piel:

Estas son las rutinas que te ayudarán en el día a día:

  • Mientras le desvistes antes del baño, es importante que revises todos los rinconcitos de su cuerpo.
  • Ten en cuenta que aunque la piel del bebé es parecida a la de las personas adultas, sus funciones están aún inmaduras, así que tiene ciertas diferencias: es más fina, más sensible a la temperatura, tiene un pH más neutro, produce menos melanina pero más ácidos grasos, es más permeable y su “flora microbiana” aún no ha madurado. 
  • Para identificar los problemas de piel, debes observar sobre todo las diferencias en el color (rojeces y tonos amarillos o azulados) y la rugosidad (escamas, granitos, durezas…).
  • También es importante ver si se rascan o señalan alguna parte del cuerpo en particular
  • Cuando identifiques estas imperfecciones, anota el lugar donde se encuentran y el tiempo que persisten. 

Principales problemas de piel infantil

Cada enfermedad de la piel suele tener unos síntomas bien definidos, una localización concreta y una duración habitual, así que si tienes esto claro, te será muy fácil transmitir esta información útil y hacerle un seguimiento.

Dermatitis atópica.

Es un tipo de eczema cada vez más habitual que provoca erupciones, enrojecimiento, inflamación, descamación y picor en la piel de un modo más o menos grave. Las personas que la presentan, suelen tener asociados problemas respiratorios como asma o alergias estacionales. 

Su aparición suele ser temprana (sobre los 2 o 3 meses de vida) y generalmente se va atenuando o desaparece totalmente en la edad adulta. 

Durante la infancia, la erupción aparece en cuero cabelludo, rodillas, codos y mejillas. 

La piel seca, que es tan habitual durante la niñez, puede empeorar la picazón y la erupción, dado que provoca el rascado, lo cual empeora la irritación y genera un círculo vicioso. La dermatitis empeora si se expone la piel a disparadores irritantes así procura evitar agentes químicos como perfumes, detergentes, tinturas, plantas urticantes y tejidos plásticos.
Para la dermatitis atópica, prepara un agua de baño lo más fresca posible (mejor si no supera los 36ºC), seca el cuerpo con toallas o muselinas 100% algodón a toquecitos y reduce el tiempo en el agua a menos de 10 minutos. Sobre todo, utiliza productos naturales, sin agentes químicos. En anainas te ofrecemos un Gel&Champú infantil totalmente natural y de origen vegetal que no pica en los ojos, con pH neutro, adecuado para pieles delicadas y sensibles y que por supuesto no lleva perfumes ni blanqueantes.

Costra láctea o dermatitis seborreica

Si tu bebé tiene costra láctea (o dermatitis seborreica), observarás en su cuero cabelludo pequeñas descamaciones de la piel que van del amarillo al rojizo y pueden formar costras, hendiduras o áreas peladas. No te alarmes: está claro que no es muy estética, pero no suele molestar a tu bebé porque no presenta picazón. 

La primera manifestación de la dermatitis seborreica suele presentarse en el cuero cabelludo y puede prosperar hasta otras zonas de la cabecita como en la nuca, detrás de las orejas, en el área de las cejas. En casos más severos incluso se apreciará en la zona del pañal o incluso en los pliegues del resto del cuerpo. 

Los bebés con costra láctea la suelen desarrollar entre las 2 semanas y los 12 meses de edad.

A veces, somos las personas adultas las que les podemos causar irritaciones o pequeñas heridas con el afán de acabar con “las escamitas”, así que ten paciencia, y verás que en algunas semanas caerán por sí solas. 

Durante el ritual del baño, lava el pelito de tu bebé con un champú infantil que sea suave y que no irrite los ojos, como el de anainas. Seca ligeramente el cabello y que el cuero cabelludo se seque al aire, mejor sin secador.

Milios

Son quistes de la piel diminutos, de color blanquecino o amarillento, que aparecen cuando partículas de piel muerta se quedan en algún pliegue o cavidad de la piel y se ven “atrapadas” por las nuevas células cutáneas que van recubriendo nuestro cuerpo. Aparecen en más del 40% de los bebés, sobre todo en la piel de la frente, en las mejillas y la barbilla, aunque también se pueden presentar en cuero cabelludo e incluso en dentro de la boca.

Los milios también son benignos, es decir, que no molestan a tu bebé. Además se suelen secar solos después de algunas semanas sin dejar rastro.

Para prevenirlos, masajea suavemente la piel con crema hidratante para evitar que se acumule la piel muerta justo después del secado, con una crema hidratante natural, como la que te ofrecemos en anainas.

Sudamina

Es una erupción que sale en la piel en forma de pequeñísimas vesículas llenas de líquido transparente. Salen por una excesiva exposición al calor si la piel está bloqueada (exceso de ropa, pliegues, el uso de productos que no permiten la transpiración…) al quedarse atrapado el sudor en la piel en lugar de evaporarse con lo que se provoca la inflamación.

Es muy frecuente durante la infancia, mientras las funciones corporales están aún inmaduras. 

Salvo en el caso de que estos granitos se infecten o sean más profundos, la sudamina suele desaparecer sola en unos días sin causar picor o molestias mayores. En caso de enrojecimiento o picazón, la sudamina se conoce como “miliaria roja”. 

Dermatitis del pañal

Suele aparecer durante los meses de más calor, pero también si abrigas en exceso a tu bebé. Para evitarla, programa la hora del baño después de una exposición al calor y no dudes en refrescar la piel a tu peque de vez en cuando… Recuerda que hoy en día no se recomienda el uso de polvos de talco, taponarán más los poros.

Mantén los cuidados cada día

Las enfermedades de las que hablamos en este artículo son tan habituales como tratables y aunque requieren de atención y cuidados en mayor o menor medida, son generalmente benignas.

Si detectas estos síntomas pero de modo persistente, otros distintos como fiebre, náuseas o tu peque tiene algún comportamiento inusual, no lo dudes: ¡Consulta siempre con el personal médico!

¿Has identificado alguno de estos problemas de piel en tu peque? Cuéntanos tus experiencias en Instagram o Facebook … ¡queremos leerte!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Operación cofinanciada pola Unión Europea Programa Operativo FSE Galicia 2014-2020
Proxecto cofinanciado
Financiado por PEL Emprende Investimentos e Actividades 2019
Innovación, dixitalización e implantación de novas fórmulas de comercialización e expansión do sector comercial e artesanal
ECOINNOVACIÓN COMERCIAL