fbpx
Suscríbete a nuestra Newsletter
hola@anainas.com | +34 881 183 003
piel infantil

Qué es la piel atópica o dermatitis atópica

La piel atópica, también conocida como dermatitis atópica, es una de las principales causas de visitas al dermatólogo. Al parecer, actualmente, esta patología cutánea afecta al 20 % de las niñas y niños y al 10 % de las personas adultas, por lo que si te la han diagnosticado a ti o a tus hijas o hijos, no te preocupes. Es una condición bastante común. ¿Qué es la piel atópica o dermatitis atópica y qué cuidados puedes seguir para prevenir los brotes? ¡Sigue leyendo! Te contamos todo lo que necesitas saber.

Qué es la piel atópica o dermatitis atópica

La piel atópica o dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel que puede afectar tanto a niñas y niños como a mayores. De hecho, es bastante frecuente ver manifestaciones de piel atópica en bebés, ya que a algunas personas empieza a afectarles a los 2-3 meses de edad. Una de sus principales características es la sequedad de la piel, que suele ir acompañada de descamación y picor y algo que nos gustaría que supieras desde ya es que no es una enfermedad contagiosa.

Cuáles son los síntomas de la piel atópica 

Por supuesto, las mejores personas para diagnosticar si tú o una persona cercana a ti tiene piel atópica es acudir a especialistas. ¿Notas cambios cutáneos o señales de alerta que indiquen que te puedas estar enfrentando a alguna patología de la piel? Acude a tu centro médico o a dermatología y deja que el personal sanitario valore tu caso en particular. Algunos de los síntomas que puede presentar la dermatitis atópica son:

  • Piel seca
  • Picazón intensa
  • Manchas de color rojo o marrón oscuro. No se presentan igual en todo el mundo. Por ejemplo, la piel atópica en bebés suele manifestarse, sobre todo, en el rostro y en el cuero cabelludo. En las niñas y niños y personas adultas, se nota, sobre todo, en las manos, los pies, las muñecas, los tobillos, el pecho, el cuello, los párpados y la parte interna de las rodillas y los codos.
  • Ampollas con pus y costras.
  • Zonas de piel con grosor, grietas y escamas.
  • Piel sensible, inflamada y en carne viva.

Cuáles son las causas de la dermatitis atópica

En muchos casos, la dermatitis atópica tiene un factor genético. Si la madre o el padre tiene esta patología u otras, como el asma, sus hijas e hijos tienen posibilidades de llegar a padecerla también. En otros casos, esta parece deberse a que el sistema inmunológico reacciona de forma exagerada con una gran inflamación y sus manifestaciones pueden estar ligadas a diversos desencadenantes, como son:

  • Alergias
  • Resfriados o gripe
  • Estrés
  • Contacto con determinados materiales, como la lana, algunos químicos, perfumes…
  • Resecamiento de la piel

Qué cuidados necesitas para la piel atópica

De momento, no se conoce una cura para la dermatitis atópica, pero las personas afectadas por esta patología cutánea. ¿Hay algo que puedas hacer para mejorar y prevenir la piel atópica? Sí, cuidarte mucho y estos son algunos de los cuidados para la piel atópica más recomendados:

  • Mantén la piel hidratada: puesto que uno de los síntomas de la piel atópica es, precisamente, la sequedad de la piel, tu primera misión será mantener la piel hidratada en todo momento. Los aceites naturales y las cremas hidratantes pueden ayudarte y, si los aplicas varias veces al día, mejor que mejor. Eso sí, intenta decantarte por productos naturales.
  • Opta por baños o duchas cortos y tibios: la dermatitis atópica y el agua caliente no son muy buenas aimgas. A la hora de ducharte o bañarte, intenta usar agua tibia y limitar el tiempo en contacto con ella entre 10 y 15 minutos, utilizando jabones suaves sin colorantes, perfumes o químicos añadidos.
  • Seca tu piel con mucho mimo: tu piel necesita cuidado y protección también cuando sales del baño o de la ducha. Y es que tu cuerpo es como un gran planeta que debes cuidar en todo momento. A la hora de secarte, decántate por la delicadeza, usando la toalla de forma delicada a golpecitos y aplicando una crema hidratante con la piel aún húmeda.
  • Evita las temperaturas extremas: lo ideal para tu piel son las temperaturas suaves. Es cierto que, a veces, son inevitable. Si puedes elegir, tanto en verano como en invierno evita los extremos e intenta estar en entornos suaves.
  • Conoce tu dermatitis atópica y evita los brotes: a la larga, irás viendo que nadie mejor que tú sabe cuáles son los principales desencadenantes de tu piel atópica. Para algunas personas es el sudor, para otras, el estrés, hay quien reacciona a detergentes, jabones, polen… Una vez los tengas fichados, no lo dudes: evitalos y cuídate mucho. No siempre conseguirás frenar un brote, pero si conoces los desencandenantes, te resultará mucho más sencillo prevenirlos.
  • Lleva una vida sana: no solo por tu piel. El ejercicio regular, beber mucho y seguir una dieta equilibrada son un must para nuestra salud. Eso sí, ten en cuenta que a algunas personas hay determinados alimentos que empeoran su piel atópica. Si es tu caso, intenta identificarlos y meterlos en tu lista de alimentos a evitar.

Cuál es el tratamiento de la dermatitis atópica

La verdad es que estas enfermedades de piel son caprichosas y, a veces, por mucho que te cuides e intentes evitar tus desencadenantes, los brotes y las afecciones llegan para quedarse. En estas ocasiones, puedes necesitar alguna ayuda extra que te recomendarán en dermatología, desde donde pueden plantearte tratamientos para la piel atópica como los siguientes:

  • Corticoides tópicos: tu dermatóloga o dermatólogo puede recomendarte aplicar corticoides tópicos suaves en las zonas donde se manifiesta la piel atópica. Una vez lo hagas, notarás que la inflamación y las molestias empiezan a reducirse de forma rápida y que la piel empieza a recuperarse. Eso sí, aunque esta medida suele dar resultados positivos en poco tiempo, recuerda que no es muy aconsejable abusar de ella. Si, además, la combinas con hidratación a diario, la mejoría puede ser aún más notable.
  • Antihistamínicos: a algunas personas también les aconsejan tomar algún tipo de antihistamínico por vía oral, que suelen venir bien para reducir la sensación de picor.

¿Tienes dermatitis atópica o tus niños o niñas tienen piel atópica? ¡Queremos conocer tu experiencia!

1 COMENTARIO
  • Leyre
    Responder

    Muchas gracias por la información. Gran aporte de esta web. Un cordial saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Operación cofinanciada pola Unión Europea Programa Operativo FSE Galicia 2014-2020
Proxecto cofinanciado
Financiado por PEL Emprende Investimentos e Actividades 2019
Innovación, dixitalización e implantación de novas fórmulas de comercialización e expansión do sector comercial e artesanal
ECOINNOVACIÓN COMERCIAL